El peeling es uno de los tratamientos favoritos para la regeneración de la piel, ya que consiste en exfoliar de manera profunda con el objetivo de mejorar las imperfecciones causadas por factores externos como manchas del sol o poros abiertos al tiempo de dar paso a la generación de una nueva capa de piel mucho más suave y luminosa.

Recuperar la luminosidad y revitalizar la piel es uno de los factores que más nos preocupan acerca del aspecto de nuestro rostro. Además de los cuidados en casa y las rutinas faciales, es muy importante acudir a nuestro médico de confianza para hacer tratamientos en cabina para el mantenimiento cutáneo al menos una vez al año.

Tipos de peelings

Existen 3 tipos de peelings distintos: mecánicos, físicos y químicos. Cada uno de ellos está destinado a un objetivo y tipo de piel en concreto:

Peeling mecánico: Se utilizan instrumentos manuales o aparatología específica. A pesar de ser algo agresivo con la piel, no duele y se recomienda hacer varias sesiones para conseguir los resultados óptimos. Está indicado para pieles de todo tipo que requieran recuperación cutánea leve, pieles manchadas o para eliminar los puntos negros.

Peeling Físico: Generalmente en este tipo de peeling se emplean fuentes de luz mediante láseres para eliminar las células muertas. Suelen ser más o menos abrasivos en función del tipo de piel y los objetivos que se busquen. Este tratamiento, además de regenerar las células del rostro, estimula la circulación en la zona y en pieles sensibles es el ideal.

Peeling Químico: Se utilizan sustancias químicas como el ácido salicílico, láctico o glicólico para la renovación celular, Se aplica una mascarilla con el producto seleccionado en función del tipo de piel y objetivos: eliminación del acné, manchas, cerrar poros, mejorar finas cicatrices y/o arrugas de expresión, etc.

El peeling químico suele tener mejores resultados, sin embargo suelen ser visibles algunos días después del tratamiento. Debes considerar que este tratamiento hace que la piel antigua se caiga y estarás “pelándote” durante 2 días a partir de las 24 – 72 horas de realizar el tratamiento.

En los peelings más suaves el proceso de “pelado” es menor, mientras que en los más agresivos suele ser un poco mayor. En todos los casos siempre será desde dentro hacia fuera, primero se pelará la zona de la nariz y boca y por último la línea del pelo, ya que esto dependerá del movimiento natural de nuestro rostro.

¿Cuál es la mejor época para hacerse un peeling?

El enemigo principal del peeling químico es el sol y el calor. Después de hacer el tratamiento debemos estar unos días evitando exposición a la luz solar directa y prolongada ya que podrían aparecer manchas.

Además, el momento del año en que la piel tiende a sufrir más daños es en verano: la piscina, playa, sol y calor pueden ocasionar a tu piel una pérdida de luminosidad, manchas o imperfecciones. Es por eso que recomendamos que se haga después de las vacaciones de verano.

El otoño es el clima ideal para recuperarnos de los daños del verano. Por eso mismo, es la estación perfecta para realizarnos un peeling para preparar a nuestra piel de cara al invierno. En algunos casos, se recomienda realizarlo dos veces al año. De ser así, se recomienda hacerlo en otoño y también en primavera. 

Mejor día de la semana para realizarse un peeling

Pasadas las primeras 24 horas después de la aplicación del peeling químico es cuando nuestra piel comienza el proceso de pelado que dura entre 2 y 5 días. Si el tratamiento se hace un jueves por la tarde, el viernes estaremos con la piel sin pelar y podemos ir a trabajar o acudir a los compromisos con total normalidad 

Es durante el fin de semana cuando nuestra piel comienza a pelar por lo que es recomendable quedarse en casa evitando la exposición solar. De esta forma, tendremos la piel regenerada y recuperada para el comienzo de la semana.

Tipos de piel

¡Existe un peeling para todo tipo de piel! Es importante que tu médico de confianza valore tu caso en particular y recomiende el peeling ideal para tu piel. Sin embargo, ya te decimos que sea cual sea tu tipo de piel, existe un tratamiento de renovación celular para ti.

Pieles con acné: Se recomienda hacer peelings mecánicos y químicos que incorporen ácido láctico, glicólico y salicílico, ya que de esta manera se regulará la producción de sebo y reduce los granos de acné.

Pieles hiperpigmentadas: Se recomienda realizar un peeling químico que contenga ácido glicólico o kojicol para eliminar las manchas y ácido láctico que ayuda a hidratar profundamente la piel. Normalmente se necesitan varias sesiones que serán pautadas con el médico.

Pieles con rosácea: Son pieles delicadas, por lo que se recomienda siempre tratarlas con peelings químicos que incorporen ácidos poco abrasivos como el mandélico o pirúvico. Se pueden también valorar los peelings físicos. Se debe usar siempre un hidratante profundo al terminar el tratamiento.

Pieles con cuperosis: También suelen reaccionar a los ácidos más fuertes. En estos casos, el peeling que contenga ácido láctico es el más indicado ya que ayudará a hidratar la piel.

Peeling para pieles con dermatitis: Por ser pieles tan delicadas, se recomiendan los peelings mecánicos y poco agresivos. Para este tipo de pieles es muy recomendado realizar tratamientos de hidratación profunda con ácido hialurónico así como la revitalización facial con vitaminas.

Estos son solo algunos ejemplos, recuerda que todas las pieles son distintas y debes consultar a tu médico estético de confianza o dermatólogo para que te recomiende el tratamiento ideal para ti.

Cuidados después del peeling

A pesar de ser un tratamiento sencillo, es más o menos agresivo con la piel. Es por eso que es muy importante seguir al pie de la letra las indicaciones al finalizar el tratamiento. Aquí te dejamos una lista de los cuidados básicos que debes tener en cuenta los días posteriores al tratamiento. Recuerda que en cada caso el médico deberá explicarte en consulta paso a paso lo que debes y no debes hacer.

Nada de sol: Durante los siguientes 3 – 7 días no debes exponerte al sol, debes usar la protección solar indicada y si tienes que salir a la calle te recomendamos utilizar siempre sombrero o gorra y gafas de sol.

Protección solar incluso en la casa: Es importante que te protejas de los rayos UV del ambiente cotidiano: ordenador, móvil, TV… Para esto te recomendamos que incluso si no sales al sol apliques crema con fotoprotección en la zona.

Evita el contacto en la zona: Trata de no rozar la zona con objetos o cosas que puedan estar sucias o que te irriten, recuerda que la piel acaba de pasar por un proceso abrasivo y está muy sensible. Si la rascamos o rozamos podemos ocasionar daños con mucha más facilidad.

Hidratar la zona: En la mayoría de los peelings se recomienda utilizar cremas faciales o sérums con ácido hialurónico para ayudar a regenerar la zona y recuperar la hidratación. Esto hará que la recuperación sea más sencilla.

¿Es seguro hacer peelings en casa?

Siempre se recomienda acudir a profesionales médicos o estéticos para realizar los tratamientos, sobre todo si hablamos de peelings químicos. Es importante que un médico valore tu caso en concreto para poder recomendarte el peeling adecuado para tu tipo de piel, de esta manera se reduce la probabilidad de que hayan efectos secundarios.

Además, realizar los peelings químicos en casa puede ocasionar quemaduras y los productos de venta al público suelen ser más genéricos y menos efectivos. En cabina se usan protocolos médicos, que garantizan una efectividad mayor y por consiguiente resultados más beneficiosos.

Uno de los ácidos que más se están usando es la crema glicólico efecto peeling de Skin Clinic que hidrata en profundidad y tiene un efecto renovador de la piel.

Esto no quiere decir que no haya nada en casa que no puedas hacer por tu piel, existen muchos otros tratamientos que ayudarán a que tu piel esté radiante y luminosa. Recuerda que es tan importante realizar tratamientos con profesionales como tratamientos de mantenimiento en casa para conseguir una calidad óptima en tu piel.

Esperamos que este contenido te haya gustado y si tienes alguna pregunta sobre los peelings o tratamientos de exfoliación y renovación celular puedes dejar un comentario y responderemos lo antes posible.

Recuerda que si buscas realizar un tratamiento, en Clínica Trevi la primera cita de valoración es gratuita y directamente con los médicos. 

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?