Puede que la manera más sencilla de hacer una dieta para adelgazar rápido sea simplemente dejar de comer. En eso consiste la dieta tendencia del ayuno intermitente, en reducir las calorías que consumimos, ya sea eliminando alimentos sólidos durante unas horas al día, o directamente dejando de comer durante un tiempo determinado. 

Si bien la comunidad científica ve ciertos beneficios en limitar lo que comemos, los estudios realizados no son concluyentes y los resultados siempre dependen de persona a persona. La clave a la hora de adelgazar es saber que no hay dos cuerpos iguales. 

Desde Clínica Trevi insistimos en que te cuides y te des los mimos que te mereces acudiendo siempre a un profesional. Y es que, las únicas dietas milagro son las que te enseñan a comer según las necesidades particulares de tu metabolismo. Una de nuestras nutricionistas en Clínica Trevi es Andrea Bertoletti, experta en nutrición y salud, quien desmonta la dieta del ayuno y te comparte sus recomendaciones para perder peso cuidando de tu salud. ¿Quieres hablar con ella en persona? Te dejamos nuestro contacto al final del artículo. 

 

El Ayuno y el ayuno intermitente

 

El ayuno intermitente se puede hacer bien, es decir, sin poner en peligro nuestra salud. La clave está en que tomemos las calorías y los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar en una franja horaria determinada. 

El problema viene cuando el ayuno es total, porque el peso que creemos que estamos perdiendo no sólo se corresponde con una pérdida de grasa, sino que también estamos perdiendo músculo. Es importante recordar que el músculo no sólo está en las partes más visibles de nuestro cuerpo, como los gemelos o los bíceps. El órgano vital del corazón es pura fibra. Por eso, en personas con cardiopatías, esta dieta es especialmente peligrosa, y existen casos en la literatura científica en los que se han reportado fallecimientos por debilidad en este músculo cardíaco. 

Si bien es cierto que en pacientes con obesidad mórbida esta dieta puede traer beneficios, el ayuno tiene que estar monitorizado en todo momento por un nutricionista que haga análisis de sangre con regularidad para mantener la buena salud del paciente. Además, incluso en estos casos extremos, el ayuno se recomienda durante un periodo de tiempo muy corto. 

 

Dietas de los zumos

 

Finalmente, hay un ayuno disfrazado de salud que es el de las dietas de los zumos. No nos cansamos de decir que sólo los pacientes que han pasado por una operación gastrointestinal, que tienen problemas para digerir sólidos o para masticar alimentos más duros deben hacer esta dieta. En ningún caso tomar zumos durante uno o varios días nos aporta los requerimientos energéticos y nutritivos que necesitamos para estar bien, por más frutas y verduras que metamos en un único batido. 

Además, es habitual que cuando dejemos de ayunar y volvamos a comer de forma normal, el peso de recupere de forma rápida. Incluso llegando a superar lo que nos marcaba nuestra báscula antes de matarnos de hambre. 

 

Empieza tu dieta en Clínica Trevi

 

Nuestra nutricionista Andrea Bertoletti tiene un mensaje súper claro para todos los que queremos adelgazar: no es necesario pasar hambre. Una dieta personalizada, adaptada a los gustos y requerimientos de cada persona no nos hará sufrir. Al contrario, aprender a comer y a combinar alimentos de manera saludable es un placer. 

¿Quieres empezar hoy a cambiar tus hábitos de alimentación para decir adiós a las dietas y verte espectacular?

Escríbenos o llámanos hoy mismo para pedir cita con nuestra nutricionista Andrea Bertoletti.
¡Te esperamos!

 

Información de Contacto

Teléfono: 638 76 16 74 y 910 18 90 05

info@clinicatrevi.com 

Clínica Trevi – Calle Apolonio Morales, 21A. Madrid

 

× ¿Cómo puedo ayudarte?