Empecemos por el principio, vamos a dar una explicación en profundidad sobre las arrugas: los diferentes tipos, formas y causas de las arrugas; cuándo aparecen y qué dicen de nosotros. En este post te contamos todo sobre las arrugas y cómo tratarlas.

Las arrugas

A nadie le gusta tener arrugas, son una señal de envejecimiento y dan una percepción de descuido. Pero, ¿cuánto sabemos sobre ellas? A diferencia de lo que normalmente se cree, no son necesariamente señal de que nos estamos haciendo mayores, de hecho los bebés recién nacidos suelen ser bastante arrugados, entonces… ¿cuándo y cómo determinamos que las arrugas son signo de vejez?

Las arrugas pueden aparecer por muchos motivos, uno de ellos y el que normalmente nos preocupa más es debido al envejecimiento natural de cada persona. Sin embargo, nos salen arrugas cuando estamos mucho tiempo sumergidos en agua (el caso de los bebés recién nacidos), cuando adelgazamos mucho y muy rápido o cuando hacemos mucho ejercicio por un largo período de tiempo.

También aparecen gracias a la repetición de gestos o expresiones faciales (patas de gallo, frente o entrecejo) o movimientos corporales ( las palmas de las manos, los nudillos o el cuello) y son totalmente normales, de hecho es algo natural.

¿Por qué aparecen?

Entonces, si los bebés o niños tienen estas arrugas, ¿por qué se ven diferentes las arrugas cuando nos vamos poniendo mayores? La respuesta está en la piel. Cuando nos vamos haciendo mayores, nuestra producción de colágeno disminuye, lo que provoca cierta pérdida de tensión y elasticidad en la piel lo que genera la aparición de pliegues. Además, hay que tener en cuenta que el estilo de vida afecta muchísimo la calidad de nuestra piel y puede ser un factor influyente en la aparición de arrugas.

Si somos consumidores de tabaco o alcohol, no hacemos ejercicio o hacemos ejercicio físico muy intenso, tenemos una dieta poco saludable, no dormimos bien o llevamos una rutina de mucho estrés, disminuye la producción de colágeno por lo que las arrugas pueden aparecer antes de lo habitual.

Por el contrario si realizamos tratamientos antiarrugas preventivos, llevamos una dieta saludable, hidratamos nuestra piel correctamente y evitamos la exposición prolongada al sol, la tensión y la calidad de nuestra piel será mucho mejor y, junto con la producción de colágeno correcta, retrasaremos la aparición de arrugas de envejecimiento.

Otro punto importante a tomar en cuenta para prevenir la aparición de arrugas faciales que nos den apariencia y sensación de envejecimiento, es actuar a tiempo y no dejar que las arrugas dinámicas se transformen en arrugas estáticas.

Las arrugas dinámicas son esas arrugas que se producen por gestos o expresiones y que solo están presentes mientras hacemos ese movimiento en particular. Por ejemplo, es muy común que se marquen las patas de gallo cuando una persona joven ríe y que al parar de reír ya no estén. Una arruga dinámica se convierte en estática cuando ya está más pronunciada y permanece en nuestro rostro aunque no gesticulemos.

Cómo prevenir las arrugas faciales

En primer lugar, debes mantener una rutina diaria de cuidado facial, en la que debes incorporar productos específicos para la producción de colágeno, el mejor aliado en la lucha contra las arrugas. 

Debes tener en cuenta que es muy importante trabajar de la mano de profesionales con tratamientos medico-estéticos y antiaging que te ayudarán a tener una piel perfecta.

El Tratamiento antiarrugas preventivo es el más popular para corregir pequeñas arrugas, evitar que las dinámicas se vuelvan estáticas y evitar que se formen nuevas. Consiste en inyectar Toxina Botulínica de Tipo A en los músculos que producen el movimiento para paralizar en cierta medida el músculo y evitar que genere la expresión.

En otras palabras, este tratamiento lo que consigue es que no se genere la expresión con tanta fuerza y de esta manera evitar el pliegue que genera la arruga. Es importante que este tratamiento lo realicen médicos expertos, ya que para conseguir un resultado natural no se puede eliminar la expresión del rostro.

Si ya son estáticas y quieres eliminarlas, lo recomendado es realizar el tratamiento preventivo y rellenar los surcos de la arruga con ácido hialurónico. Este es un procedimiento en el que se inyecta ácido hialurónico directamente en la arruga y se consigue disimularla por completo.

En ambos casos, los tratamientos tienen una duración de 6 meses aproximadamente, no duelen y sus efectos los podrás notar a las pocas semanas de hacerlo. En Clínica Trevi la cita de valoración es GRATIS y junto con médicos expertos podrás definir el tratamiento ideal para tu caso.

Esperamos que este contenido te haya gustado. Recuerda que si tienes alguna duda o pregunta sobre las arrugas o los tratamientos puedes escribir un comentario y te responderemos lo antes posible.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?